¿Cómo corregir el pie plano de los niños? | Unidad Médica Centrolab

Sección de Noticias

¿Cómo corregir el pie plano de los niños?

¿Cómo corregir el pie plano de los niños?

El pie plano se identifica por la carencia del arco natural de la planta del pie de los niños. Sin este arco, los niños apoyan toda la planta del pie en el piso al caminar, cuando deberían apoyar únicamente la punta, el talón y el borde externo de los pies. Para corregir el pie plano de los niños es necesario acudir a la fisioterapia infantil.

Aunque no representa un inconveniente grave, si es una de las consultas que se presentan con mayor frecuencia en ortopedia infantil y por la que se recomienda buscar ayuda en la fisioterapia infantil.

¿Qué causa el pie plano en los niños?

Es muy normal que los bebés desarrollen pies planos. La reunión de grasas unida a la fragilidad de los ligamentos, influye para que los pies de los bebés no posean el arco en su planta. El arco se desarrolla lentamente a medida que los músculos de los pies del bebé se van fortaleciendo. Es únicamente a partir de los 2 ó 3 años de edad, cuando el niño tiene uno o dos años de caminar, que es posible contemplar el arco interno en sus pies. En caso de presentar el pie plano, se sugiere acudir a la ayuda que brinda la fisioterapia infantil.

Cuando el niño manifiesta dolor en el pie, dolor en el tobillo o dolor en la zona inferior de la pierna, estos pueden ser signos de pie plano. En estas circunstancias, los padres deben mencionar sus inquietudes con el pediatra del niño, quién realizará una valoración en caso de que el niño requiera la atención de un especialista en ortopedia o en fisioterapia infantil. Un diagnóstico apropiado solo es posible que sea establecido cuando el niño comienza a dar sus primeros pasos. Para ampliar esta información te invitamos a seguir leyendo seguir este enlace: http://www.centrolabexpress.com.co/como-ayuda-la-fisioterapia-infantil-en-el-gateo-del-bebe/

¿Qué se debe hacer para corregir el pie plano?

Los pies planos de los niños es posible corregirlos con procedimientos simples dentro de la fisioterapia infantil, considerando como primordial la ejecución de actividades que beneficien el fortalecimiento de los músculos de la planta de los pies, como caminar descalzo por la arena, caminar de puntillas y de talones, realizar desplazamientos con las puntas de los pies y tratar de tomar artículos con los dedos de los pies. Cuando el pie plano es muy pronunciado y flexible puede generar dolores a los niños.

corregir pies planos en bebesAdicionalmente a los dolores, los niños con pies planos pueden llegar a sentir calambres musculares así como otra clase de incomodidades, por lo que es conveniente que se lleve al niño a un experto en ortopedia infantil o fisioterapia infantil. En situaciones como esta, el ortopedista puede, además de los ejercicios, aconsejar el empleo de unas plantillas o de zapatos ortopédicos para reducir el dolor. Únicamente en las circunstancias de pies planos tensos que generan dolores y trastornos en los movimientos de los niños, es posible recomendar un tratamiento quirúrgico por el especialista. Mientras los huesos de los niños sigan desarrollándose se puede sanar el pie plano con la ayuda de la fisioterapia infantil. La edad límite para mejorar este cuadro es a los 15 años.

El calzado que sugieren los especialistas en fisioterapia infantil

Cuando el niño comienza, de los 9 a los 14 meses, a desear levantarse solo, a sostenerse mediante los muebles y en todo lo que le permita estar de pie, es recomendable que estimes algunas sugerencias con respecto al calzado que el menor debe usar:

– Que el niño use un calzado liviano y fabricado de un material poroso.
– Un calzado con suela plana, flexible, y que brinde adherencia.
– Los laterales del calzado deben ser resistentes.
– La punta del zapato debe poseer una forma cuadrangular y no angosta.

Es mejor que el tobillo esté libre y que se cambie dos calzados previamente a que el niño manifieste incomodidad o alguna molestia en sus dedos. Es indispensable además conocer que no se debe obligar a un bebé a marchar antes de tiempo. Eso puede significar un gran esfuerzo para él, y provocar algunas dificultades.